La experiencia de Mar: ¡Eres una campeona!

Cuando tenía cuatro años vieron que me pasaba algo raro en los ojos porque giraba el ojo izquierdo hacia dentro y además tenía hipermetropía, así que me llevaron al oculista y como segunda opción me llevaron a hacer una revisión con Silvia.

Ella me hizo unas gafas y me dijo que no veía en 3D, que eso afectaba a mi lateralidad y por eso no sabía coger las cosas, no sabía si estaban lejos o cerca y caía casi siempre al suelo. Con Silvia todo esto se ha arreglado.

Y ahora que tengo nueve años puedo jugar a básquet, correr sin problemas y además no tengo el ojo girado hacia dentro.

Mar

A los cuatro años de mi hija, en verano, nos dimos cuenta de que tenía estrabismo. Asustados, la llevamos al médico oculista, para usar gafas y parche.

Tuvimos suerte de encontrar a Silvia, que le hizo otra revisión antes de hacer las gafas y además del estrabismo e hipermetropía, nos dijo que tenía problemas de lateralidad y localizar donde están los objetos.

No sabía de qué nos hablaba cuando nos dijo que tenía “problemas de lateralidad”, pero nos fue diciendo: “pensáis que Mar es torpe, pero lo que pasa es que por el ojo izquierdo casi no ve, por lo que el lado izquierdo apenas lo usa”.

Hemos pasado muchos años haciendo terapia, pero ahora Mar con nueve años, consigue tener los ojos en posición correcta, corre sin caerse, coge pelotas cuando se las tiran al jugar a básquet y creo que ha valido la pena.

Rosa, mamá de Mar

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *