Brain VT es un nuevo concepto de terapia visual

Nuestro compañero Enric Bach ha impulsado, conjuntamente con otros profesionales, BRAIN VT, la primera plataforma online de entrenamiento visual integral del mercado.

¿Qué es Brain VT?

Es una plataforma digital multidisciplinar ágil, dinámica y puntera en el sector, que permite a los profesionales de diferentes áreas trabajar habilidades en niños, adultos, pacientes con necesidades especiales, deportistas… a través de un gamificación personalizada.

¿Podrías explicar que es la “gamificación”?

La gamificación es un concepto moderno, que se refiere a un aprendizaje experimentado con juegos. Es decir, se utilizan los juegos para aprender y así una experiencia lúdica se convierte en aprendizaje. Se basa en acercarse a la manera de hacer de los niños, para hacerlo más atractivo y ameno.

¿Quiénes forman parte de este proyecto?

Actualmente lo formamos 17 profesionales, entre informáticos, optometristas, logopedas, terapeutas, pedagogos, psicopedagogos, diseñadores, intérpretes, profesores…

¿De dónde va a surgir la idea?

La idea surge de la necesidad de aumentar la motivación de los pacientes para hacer terapia en casa y en consulta. Todo comienza en el año 2009, cuando personalizaba los entrenamientos visuales con imágenes para cada paciente, pero esto suponía mucho trabajo. Entonces, tuvimos la idea de hacerlo de manera más fácil y controlada, para conseguir una motivación extra por parte del paciente.

¿Cómo funciona Brain VT?

Su funcionamiento se basa en dos tipos, manual y automático. Ambos son personalizados tanto para la consulta como para la terapia que ha de hacer el paciente en casa.

Se parten de unos valores arbitrarios y la inteligencia artificial sitúa al paciente en el nivel adecuado (según nivel madurativo) de cada procedimiento, de manera que siempre se trabaja al máximo nivel en cada caso. En la consulta se puede trabajar de manera individual y al nivel que elija el profesional.

¿Cuáles son las principales aplicaciones?

Se pueden tratar múltiples problemas en todo tipo de pacientes, desde niños hasta adultos, en pacientes con problemas neurológicos o demencias…

¿Quién puede usar Brain VT?

Desde niños con problemas de aprendizaje, pacientes con problemas neurológicos (problemas de memoria…) hasta pacientes que quieran mejorar su nivel cognitivo, personal o profesional.

¿Qué habilidades visuales permite trabajar Brain VT?

Se puede destinar a todo tipo de tratamiento: para problemas de lectura, atención, memoria visual y secuencial, coordinación ojo-mano, lateralidad, visión periférica, fusión 3D, acomodación o enfoque y conexión interhemisférica. También se trabaja la acomodación, el tiempo de reacción, la anticipación visual, los movimientos oculares: seguimientos y sacádicos, la lateralidad, el cálculo mental, el cierre visual, la visualización, la constancia de forma y la antisupresión, entre otras.

¿Cuál es su principal ventaja?

Se puede utilizar en cualquier lugar que tenga conexión a internet; desde casa, el colegio, en la consulta u oficina.

¿Y la principal novedad?

Presenta muchas novedades, desde su ambiente futurista que hace que la aplicación sea atractiva y motivadora hasta su gran variedad de procedimientos y capacidad de programación. Además, sabes que todos los procedimientos son educativos y que estás jugando de manera controlada para traer un beneficio cognitivo. Es decir, estás jugando pero aprendiendo.

¿Se puede combinar con otras terapias?

Por supuesto. Es una ayuda más. En el trabajo, yo lo utilizo como premio ya que a los niños les motiva mucho. Desde la incorporación de Brain VT en la consulta, los padres ven que pagan por una terapia más profesional, más personalizada y más divertida.

¿Cuáles son las aplicaciones que tiene en un establecimiento de óptica?

La aplicación puede funcionar con un ordenador normal, y es una herramienta más dentro de las herramientas que ya tenemos para trabajar las habilidades. Si además tienes una pantalla táctil, las funcionalidades aumentan a nivel de coordinación ojo-mano, así como la motivación.

¿Podrías resumir en pocas palabras Brain VT?

Es un nuevo concepto de terapia visual, más divertido, controlado, pensado para los profesionales y pacientes. Puede utilizarlo un optometrista con experiencia o un optometrista que se inicia en la terapia y algo muy importante es que es económico para todos.

Entrevista de Arantxa García de COOOC a Enric Bach

 

BrainVT se presenta como una herramienta innovadora, que ofrece en primicia la posibilidad de realizar, a través de Internet en casa o en la consulta, juegos-ejercicios visuales desarrollados para mejorar la capacidad visual e intelectual tanto en adultos como en niños.

 

Brain VT con realidad virtual

Características:

  1. Entrenamiento visual personalizado para trabajar desde casa
  2. Aprendizaje dinámico a través de la gamificación
  3. Gran variabilidad de juegos para entrenar múltiples habilidades
  4. Modos de terapia personalizada o automática
  5. Disfruta desde diferentes dispositivos de BrainVT (Tablet, ordenador o pantalla táctil)
  6. Plataforma multilingue (Catalán, Castellano e Inglés)

https://www.youtube.com/channel/UC8Q2cUukbOAY3lWAiaTqeqA

http://www.brainvt.com/

A través del espejo

Por Leonard J. Press, O.D., FAAO, FCOVD

Artículo traducido por Pilar Vergara

-Cuando uso una palabra -dijo Humpty Dumpty con un tono más bien despectivo-, significa exactamente lo que quiero que signifique: ni más ni menos.
“La pregunta es,” dijo Alice, “si usted puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.”

¿Alguna vez notó cómo los médicos y terceros significan tantas cosas diferentes al referirse a “evidencia científica”? Hemos escuchado este refrán muchas veces, con respecto a la terapia visual optométrica, que no hay pruebas suficientes de que funcione. Y usted sabe através de e la lectura de este blog que ahora que el CITT ha presentado un caso hermético para la superioridad significativa de la terapia de visión en la consulta a otras modalidades de tratamiento, que  es más  que un placebo. Así que ahora nuestros críticos han decidido que van a ceder en eso, pero no es relevante porque CI es poco común en los niños. (Yo no te engañé – que blogueamos sobre eso en agosto.)

Me recordó esta mañana, al leer un artículo en el New York Times, que Humpty Dumpty y Alice podrían haber compartido fácilmente su intercambio con respecto al doble estándar aplicado a las palabras “medicina basada en la evidencia”. Se ha convertido en un estribillo familiar que los médicos se sienten muy cómodos con Rxing fuera de la etiqueta de las drogas, bien fuera de la trillada de ensayos clínicos aleatorios (ECA), pero no piensan en denigrar otros enfoques de tratamiento porque “no hay pruebas suficientes de que funcione”

Consideremos la apertura del artículo:

Ninguno de los dos medicamentos utilizados con mayor frecuencia para prevenir las migrañas en los niños es más eficaz que una píldora de azúcar, según un estudio publicado el jueves en el New England Journal of Medicine. Los investigadores detuvieron la gran prueba temprana, diciendo que la evidencia estaba clara aunque los medicamentos – el antidepresivo amitriptilina (Elavil) y la epilepsia de drogas topiramato (Topamax) – se ha demostrado que previenen las migrañas en adultos.

“El medicamento no funcionó tan bien como pensábamos, y el placebo funcionó mejor de lo que pensaría”, dijo Scott Powers, autor principal del estudio y director del Centro de Cefaleas del Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati.

Ahora aquí es donde el artículo realmente se pone interesante. Se podría pensar que con estos datos en la mano de un ensayo clínico aleatorizado, incluidos los efectos secundarios significativos que pueden acompañar a estos fármacos, los médicos estarían convencidos de detener el uso indefinido de estos medicamentos con los niños. O por lo menos para aconsejar a los padres que el uso de estos medicamentos no es mejor que un placebo. No tan rápido … el artículo continúa:

“¿Voy a sentirme obligado ahora a decirles a los pacientes que estos medicamentos no son mejores que un placebo? No “, dijo el Dr. Eugene R. Schnitzler, profesor de neurología y pediatría en la Universidad Loyola Chicago Stritch School of Medicine. “Simplemente diré:” Tenemos datos en adultos de que es efectivo, pero los datos menos convincentes en niños y adolescentes “.

Incluso si los fármacos no son eficaces para los niños en general, “eso no significa para ningún individuo, una droga podría no funcionar”, dijo el Dr. David Gloss, neurólogo y metodólogo de la Academia Americana de Neurología.

Artículo traducido de Through the Looking Glass

Fuente: http://www.pilarvergara.es/a-traves-del-espejo/

Efecto de la terapia visual en el control oculomotor en niños de 7 y 8 años con un desorden en el desarrollo

Uno de los problemas que nos encontramos dentro de la Optometría comportamental en España y fuera de nuestro país es que siempre nos dicen, aquellos que son detractores de nuestro trabajo, que la Terapia visual no tiene base científica.

Pues bien, os dejo un trabajo de investigación que dice que, si hay ciencia detrás de nuestro trabajo, algo que los que trabajamos cada día ya sabemos, pero también estos trabajos son necesarios para dar más credibilidad, y seriedad a lo que hacemos.

Gracias Dr. Press

Resumen

Los objetivos de este estudio es determinar los efectos de la Terapia visual en niños de 7 y 8 años diagnosticados de trastorno del desarrollo que tiene problemas en el control oculomotor.

Se hizo con un grupo de 32 niños con un programa de 18 meses de terapia visual, con una sesión semanal, donde se había encontrado un porcentaje muy alto de problemas oculomotores y cuyos resultados fueron una mejora significativa entre el 75% y 100% en seguimientos, fijación, alineamiento ocular y convergencia, llegando a la conclusión de que es muy beneficioso este tipo de tratamiento con terapia visual en los niños con problemas de desarrollo.

Ver estudio completo

Pilar Vergara

Fuente: http://www.pilarvergara.es/efecto-de-la-terapia-visual-en-el-control-oculomotor-en-ninos-de-7-y-8-anos-con-un-desorden-en-el-desarrollo/

Cómo detectar si un niño presenta problemas en la función visual

Uno de cada tres casos de fracaso escolar tiene que ver problemas en la función visual*, pero el 52% de los padres sigue sin saber que un problema visual no detectado puede ser la causa del fracaso escolar del menor**.

A pesar de ello, una vez que somos conscientes de que los problemas en la función visual se dan con bastante frecuencia, existen varias cuestiones que nos pueden llevar a pensar que un niño puede tener un problema de la función visual. Por ejemplo, si vemos que el niño es muy movido, tiene problemas de atención, o no consigue colorear un dibujo sin salirse de la línea, lo primero que se debería descartar es si estas señales se deben a un problema de la función visual.

Una vez que los niños ya saben leer bien, las pistas que nos pueden llevar a pensar que existe una disfunción visual son más evidentes, ya que si empiezan a tener un bajo rendimiento escolar esto debería ponernos en alerta y prestar atención a ciertos gestos o actitudes que nos podrían indicar un problema de visión.

Síntomas que pueden dar señales de que un niño tiene problemas en la función visual

Te indicamos a continuación algunos gestos o comportamientos que pueden ayudarte a detectar un problema visual del que el niño no es consciente y, por tanto, no nos esté diciendo que algo le ocurre.

Posturas o gestos que pueden señalar un problema de la función visual

Hay gestos físicos que los niños pueden hacer mientras realizan tareas cotidianas que podrían ser un indicio, por ejemplo:

  • Girar el cuerpo y/o el papel cuando lee y/o escribe
  • Acercarse mucho al leer o escribir.
  • Inclinar la cabeza hacia un lado cuando ve la tele o mientras estudia.
  • Cerrar un ojo o tapárselo cuando tiene que fijarse en un punto concreto.
  • Mover la cabeza en lugar de los ojos al seguir las líneas leyendo.
  • Seguir la línea con el dedo al leer.
  • Coger mal el lápiz.

picor de ojos y problemas en la función visual

Dolores y molestias

  • Se frota los ojos con frecuencia cuando realiza tareas prolongadas de cerca (haciendo los deberes, con el ordenador, etc.) y tiene escozor de ojos.
  • Le duele la cabeza cuando realiza tareas prolongadas de cerca.
  • Le molesta la luz frecuentemente.
  • A veces dice que ve borroso o doble cuando lee.

Gestos con los ojos

  • Entrecierra los ojos para ver la televisión o la pizarra.
  • En algunos momentos tiende a bizquear.

bizquear a veces puede indicar un problema en la función visual

Síntomas que podrían achacarse a problemas de atención o falta de interés

Es muy fácil que este tipo de síntomas nos lleven a pensar que un niño puede tener un problema de comprensión o de aprendizaje, o que no se esfuerza lo suficiente en sus tareas, cuando en realidad puede que tan solo indique un problema de la función visual al que es necesario diagnosticar y tratar. Algunos signos que nos pueden confundir con otro tipo de problemas y que son susceptibles de corrección o mejora con facilidad son:

  • Escribe con letra irregular, torciéndose y sin dejar el mismo espacio entre las palabras.
  • Cambia de lugar sílaba y confunde palabras parecidas.
  • Si le pedimos que lea un texto en silencio necesita ir vocalizando las sílabas. Al leer en voz alta, se salta frases o palabras.
  • Tras leer un texto, le resulta difícil explicar lo que ha leído.
  • Tiene dificultades para escribir en el papel lo que ve en la pizarra.
  • Lee demasiado despacio para su edad.
  • Pierde fácilmente la atención cuando realiza sus tareas, puede parecer falta de interés. Distrae a los demás.

Otros síntomas que podrían observarse al hacer actividades físicas

Hay otros síntomas que pueden asociarse a torpeza o falta de coordinación, cuando en realidad pueden tener que ver con problemas de la función visual:

  • Problemas de equilibrio, de coordinación al andar en bici, jugar en los columpios o hacer deporte, etc.
  • Dificultad al recoger o recibir la pelota.
  • En juegos con raqueta, dificultades a la hora de alcanzar la pelota.

Los niños considerados torpes, con movimientos ineficaces, que tropiezan con facilidad, que no les gusta hacer deporte, … suelen mostrar en un porcentaje bastante alto, ineficacia en los movimientos oculares.

En cualquier caso, además de ser los adultos quienes podamos observar algún indicio de problemas en la función visual en los niños, deberíamos enseñarles a cuidar su salud visual observando buenos hábitos de higiene visual. Debemos ser conscientes de que, a pesar de que se haya podido corregir su vista con gafas, puede que aún y todo exista alguna disfunción visual, por lo que deberemos tratar de ayudarles a detectar e informar de cambios en su visión, como por ejemplo, problemas para ver la pizarra, dolores la cabeza o cualquier tipo de molestias en los ojos.

En muchas ocasiones, hay problemas en la función visual que si se detectan a tiempo, se pueden corregir con un entrenamiento o terapia visual. En el caso de los niños, es especialmente importante tanto la detección temprana, como el comenzar estos entrenamientos o terapias visuales cuanto antes, ya que su sistema visual va madurando desde los 6 hasta los 12 años. Por lo tanto, es durante esta etapa cuando se debe consolidar una visión eficaz ya que esto incide directamente en un buen rendimiento escolar.

Fuentes:

*Según los datos del estudio El estado de la salud visual infantil en España, obtenidos gracias a las más de 3.700 revisiones a menores de entre 6 y 12 durante la campaña “Ver para aprender” de Visión y Vida

**Acorde con un estudio de Transitions Optical, el 52% de los padres sigue sin saber que un problema ocular no detectado puede ser la causa de un fracaso escolar.

http://somosoptometristas.com/el-desarrollo-de-la-vision-infantil/

El trabajo de recerca de Cristóbal

Padece déficit visual y expone sus experiencias personales en relación a su trayectoria escolar. Cristóbal ha superado grandes obstáculos y da a conocer las luces y las sombras, tanto del sistema educativo como de los profesionales que le han atendido durante estos años.

Son 166 páginas muy interesantes desde diferentes ámbitos. [para verlo haz clic aquí]

Merece la pena leerlo y reflexionar.

¡¡¡Felicidades, Cristóbal!!!cristobal

 

 

http://www.catalanbalaguer.com/es/mas-informacion/noticias

 

Problemas de lectura y escritura

Requisitos esenciales necesarios para aprender como leer y escribir.

Para que los niños aprendan a leer y escribir sin problemas se requiere cierta madurez el cerebro, ciertas habilidades motoras y sensoriales. Tanto la visión, como el oído, habilidades motoras finas y gruesas deben estar suficientemente maduradas. Ningún pedagogo sensato enseñaría a un recién nacido como leer o escribir.


Dislexia o deficiencia del sistema fonológico.

En niños que tienen problemas para leer y escribir suele tener problemas con visión, audición y habilidades motoras. Pero también hay una inmadurez cerebral.

Académicamente, los investigadores definen la dislexia o la incapacidad para leer y escribir como una deficiencia del sistema fonológico.

Esta deficiencia está caracterizada por una habilidad reducida para percibir y reconocer los sonidos que hace la lengua y convierte estos sonidos en letras y letras en sonidos. Los niños con problemas fonológicos pueden tener problemas para distinguir entre sonidos que son similares. Su articulación a menudo no es buena y tienen memoria a corto plazo de sonidos. Característico de las personas con dislexia es que tienen problemas para deletrear incluso cuando su habilidad para leer ha mejorado sustancialmente.

Incapacidad de lectura debido a problemas visuales.

Casi la mitad de los niños con problemas para leer tienen problemas visuales. Estos pueden ser problemas del ojo para enfocar a un punto (convergencia) o para seguir el texto (tracking). Algunos niños no han desarrollado la dominancia de un ojo e involuntariamente cambian la dominancia del ojo mientras leen causando saltos en el texto. Estos niños son generalmente hipermétropes. A menudo están cansados y pierden la concentración después de haber estado leyendo por un tiempo y los ojos pueden escocer y picar. Debido a que el proceso de lectura no es automático exige plena atención, impidiéndoles comprender lo que han leído.

Importancia de las habilidades motoras finas y gruesas en la habilidad para leer y escribir.

Para escribir sin problemas los niños deben desarrollar las habilidades motoras finas de sus manos y ser capaces de sostener el lápiz en una correcta posición y cruzar fácilmente la línea media del cuerpo. Para poder dibujar las letras automáticamente el niño debe haber desarrollado su sentido kinestésico en brazos y manos. Por otro lado la modelación de las letras demandará toda su atención y tendrá problemas para pensar que escribir. Las habilidades motoras gruesas son importantes para el desarrollo del habla y el lenguaje. Niños con discapacidades motoras severas, p.ej. parálisis cerebral, en muchos casos nunca aprenderán a hablar.

El papel principal del cerebro.

Todas las habilidades necesarias para escribir y leer son controladas desde diferentes centros del cerebro, especialmente el neocortex. Estos centros juntos constituyen la red neurológica de la lectura. Para aprender a leer y escribir sin problemas toda esta red de trabajo debe funcionar adecuadamente. Cuando una o más de estas habilidades no se han desarrollado lo suficiente, los centros del cerebro que controlan estas habilidades tampoco funcionan adecuadamente. Esto entorpece la habilidad del cerebro para dirigir la red neurológica del proceso de lectura de una manera correcta


Investigación académica en dislexia.

Las investigaciones han demostrado que el cerebelo es vital para hablar. Desde un centro nervioso en el hemisferio derecho del cerebelo hay una conexión de nervios importante hacia áreas del lóbulo frontal izquierdo, que son esenciales para el desarrollo del lenguaje. En algunos casos con problemas de habla, p.ej. en el autismo, este centro en el cerebelo es menor de lo normal.

Las investigaciones académicas han hecho un esfuerzo considerable dedicado a estudiar los síntomas de la dislexia y a hacer hipótesis sobre las posibles causas de la dislexia.

22 investigadores suecos en dislexia han aprobado un informe de acuerdo a que ninguna investigación había demostrado alguna conexión entre problemas motores e incapacidades para leer. Estos investigadores alegan que la razón de porque los profesores usan ejercicios motores es que son ignorantes y no saben cómo enseñar a los niños a leer y escribir.Se han hechos muchos estudios sobre como diferentes métodos afectan en la habilidad para leer y escribir. Por otro lado no ha habido interés en el estudio de métodos que durante muchos años han sido desarrollados exitosamente para ayudar a niños con problemas de lectura y escritura.

Sin embargo es falso decir que investigadores científicos no han demostrado la conexión entre habilidad lectora y problemas motores. Hay muchas investigaciones que han demostrado como los ejercicios motores mejoran la habilidad para leer y escribir.

Integración de reflejos

El psicólogo británico Peter Blyte, durante más de treinta años ha ayudado a niños con dislexia a integrar sus reflejos primitivos. Ha desarrollado ejercicios que los niños pueden hacer para integrar diferentes reflejos primitivos.


Reflejos primitivos
Un artículo en la revista médica, Lancet, informa sobre un estudio hecho a niños con dislexia que fueron ayudados con ejercicios motores a la integración del reflejo tónico asimétrico del cuello (RTAC). Demostró que estos niños mejoraron significativamente su habilidad para leer y escribir comparada con un grupo control que no tuvo dicha ayuda y que sus reflejos permanecieron sin cambios.

Los reflejos primitivos son patrones de movimiento estereotipados que están fuera del control voluntario y dirigen los movimientos del feto y del bebe durante los primeros meses de vida. Antes de que el bebé comience a caminar utiliza mucho tiempo en hacer movimientos rítmicos de acuerdo a sus instrucciones innatas. Estos movimientos ayudan al niño a integrar sus reflejos primitivos y el bebé debe aprender a controlar una considerable cantidad de patrones de movimiento antes de estar listo para gatear y caminar.

A la edad de tres años, los reflejos primitivos deberían estar completamente integrados y no volver a interferir con el movimiento. En algunos niños una gran o pequeña cantidad de reflejos primitivos están todavía activos, lo que pueden estar causado porque el niño ha omitido algunos de estos movimientos rítmicos o no los ha hecho lo suficiente.

Los reflejos primitivos no integrados pueden causar problemas con las habilidades motoras gruesas o finas, con la visión, el oído y /o la articulación de palabras, y el lenguaje.


Reflejos primitivos que son importantes para la visión

Algunos reflejos primitivos son importantes para la lectura y la escritura como el reflejo tónico asimétrico del cuello, el tónico simétrico del cuello, el de agarre y el palmomental entre otros.

Antes de que el reflejo tónico asimétrico del cuello este integrado, el niño tendrá problemas para cruzar la línea media del cuerpo con las manos o con los ojos. Esto puede causar problemas de lectura porque los ojos pueden tener problemas para seguir la línea escrita de izquierda a derecha. También puede haber problemas con la visión binocular. También habrá insuficientes conexiones entre los dos hemisferios del cerebro obstruyendo la cooperación entre los hemisferios, las cuales son esenciales para el proceso de lectura.


Reflejos primitivos y habilidades motoras finas

Otro reflejo que esta normalmente no integrado en niños con problemas para leer es el reflejo tónico simétrico del cuello (RTSC). El reflejo está activo en niños que nunca han gateado. El RTSC activo puede causar problemas con la acomodación, p.ej. la habilidad para mirar alternativamente cerca y lejos. Los niños con este problema a menudo son hipermétropes y deben forzar sus ojos para leer y por lo tanto se cansan fácilmente.

En la incapacidad para leer y escribir los reflejos de Grasp y el palmomental están a menudo activos. Estos son reflejos de las manos y si no están integrados darán problemas con las habilidades motoras finas y al escribir. Si el reflejo de Grasp no está integrado el niño puede tener problemas para sujetar el lápiz correctamente y automatizar la escritura. Estos niños pueden apretar firmemente el lápiz y tener mala letra. Un reflejo palmomental activo también puede causar habilidades motoras finas deficientes y mala escritura pero también problemas en la articulación de palabras. Muchos niños en los que este reflejo está activo tienen problemas para articular claramente, lo que contribuye a sus dificultades fonológicas.

Terapia de movimiento rítmico

Los movimientos rítmicos que el bebe hace antes de aprender a andar son importantes no solo para la integración de reflejos sino para la maduración del cerebro. Los terapia de movimiento rítmico ha sido desarrollada en base a los movimientos rítmicos del bebe, por una mujer sueca, Kerte Linde.
Es también muy importante que los ejercicios rítmicos estimulen el cerebelo y los centros del habla en el lóbulo izquierdo del cerebro. Cuando estos centros son estimulados con movimientos rítmicos el habla mejora como se puede ver en el caso de niños autistas y discapacitados.Los ejercicios rítmicos usados en esta terapia tienen varios efectos que son importantes para la lectura y escritura. Estimulan las redes nerviosas y la mielinización de las fibras nerviosas y desarrollan la red neuronal de la lectura del neocortex. Los ejercicios rítmicos ayudan a integrar los reflejos primitivos que son importantes para la lectura y la escritura, como el reflejo tónico simétrico del cuello, el reflejo de Agarre (Grasp) y el palmomental.
He aquí dos ejemplos de cómo la terapia de movimiento rítmico afecta al habla, las habilidades motoras y la visión.En niños con problemas visuales tales como estrabismo y visión doble, tales problemas normalmente disminuyen o desaparecen después de la terapia con movimientos rítmicos. Hay probablemente varios mecanismos para ello, siendo uno de ellos la integración de los reflejos que afectan a la visión.

Casos clínicos

Lisa

Lisa tenía cuatro años cuando empezó con la terapia de movimiento rítmico con Kirte Linde. Tenía parálisis cerebral y no se podía sentar sin ser sujetada. No podía hacer nada con sus manos y mantenía sus brazos doblados y sus puños cerrados todo el tiempo. Podía decir palabras simples pero su articulación era tal que solo sus padres entendían lo que decía. Tenía un marcado estrabismo en su ojo derecho. A las pocas semanas de haber empezado el entrenamiento pudo relajar totalmente sus brazos y sus manos. Sus habilidades motoras finas mejoraron y empezó a dibujar y pintar. Empezó a hablar mucho con frases de varias palabras. Después de seis semanas de entrenamiento su estrabismo mejoró y después de un año casi desapareció. Después de cuatro meses pudo contar largas historias y sueños de una manera un poco desarticulada pero se le entendía perfectamente.
Maria

María tenía doce años cuando empezó a trabajar con terapia de movimiento rítmico e integración de reflejos con Harald Blomberg. Tenía problemas con las habilidades motoras finas y gruesas y no había aprendido a leer. Caminaba con sus caderas bastante giradas hacia el interior y tropezaba con sus pies cuando intentaba correr, su espalda estaba doblada y sus brazos eran débiles. Sus articulaciones eran débiles. Tenía problemas con los movimientos de los ojos y con la visión binocular y le habían prescrito gafas para leer. Algunos reflejos primitivos estaban activos, el tónico asimétrico del cuello y el tónico simétrico del cuello entre otros. Después de tres meses de ejercicios rítmicos empezó a leer y después de un año leía bastante bien. Los movimientos de sus ojos habían mejorado y no volvió a tener problemas con su visión binocular y no volvió a necesitar sus gafas para leer. Su articulación mejoró mucho. Después de medio año de ejercicios empezó a correr. Empezó a jugar al baloncesto y llegó a ser una gran jugadora.

Problemas motores en la habilidad para leer y escribir.

Todos los niños con problemas para leer y escribir no tienen problemas motores. En un estudio sueco solamente sobre el 25% de los niños con problemas para leer tenía problemas motores principalmente con respecto a la habilidad motora fina, la velocidad y la coordinación.
Lars Eric Berg ha informado como un grupo de niños con problemas de lectura han sido ayudados con ejercicios de movimiento rítmico e integración de reflejos.En este y otros estudios similares, la presencia de reflejos primitivos no había sido verificada. Sin embargo, la experiencia de ayudar a niños con problemas de leer y escribir muestra que también los niños sin problemas motores marcados tienen reflejos primitivos activos y que con la terapia de movimiento rítmicos y la integración de reflejos mejora su habilidad de lectura y escritura.

Los efectos de la terapia de movimiento rítmico e integración de reflejos en problemas de lectura.

En una escuela sueca había problemas. Nueve de los estudiantes tenían una lectura deficiente y sus profesores decidieron que el colegio necesitaba contratar a un profesor media jornada para clases de recuperación. El profesor de recuperación consideró un grado 2 y el resultado mostraba que su lectura era tan pobre que necesitaban profesor de recuperación con ese nivel.
En lugar de contratar a un profesor a media jornada decidieron probar con la terapia de movimiento rítmico y con la integración de reflejos. En febrero el grupo empezó con la terapia de movimiento rítmico y reflejos una vez a la semana. Lars-Eric Berg evaluó a cada estudiante y les dio programas de ejercicios individualmente. El profesor de recuperación estaba presente y aprendió como trabajar con el entrenamiento motor durante sus lecturas. A los padres se les enseñó cómo ayudar a sus hijos con los ejercicios rítmicos cada día. No se comenzó ninguna otra práctica para mejorar la lectura.
Después de tres meses el profesor de recuperación evaluó la capacidad lectora de los niños. Todos los estudiantes excepto uno leían normal en un nivel tres. En tres meses el grupo había avanzado lo que correspondería a un año de lectura, solo haciendo ejercicios motores. Los padres también informaron sobre muchos efectos positivos de los ejercicios. Las habilidades motoras de algunos de los niños habían mejorado a tal grado que algunos de ellos estaban cualificados para jugar en el equipo de football cuando antes difícilmente hubiesen sido admitidos.

Clases de terapia de movimiento rítmico y reflejos primitivos.

Una niña muy introvertida y sin amigos empezó a invitar a otros niños a su casa y disfrutó de los scout.

Harald Blomberg, médico, psiquiatra especialista, tiene más de quince años de experiencia ayudando a niños con problemas motores, déficit de atención y problemas de aprendizaje. Ha impartido clases sobre movimiento rítmico en Suecia y en otros muchos países. Su nivel uno es sobre la terapia de movimiento rítmico y reflejos primitivos y su nivel dos es sobre movimiento rítmico, reflejos y emociones.

A principios del 2006 se introducirá un nuevo nivel sobre ejercicios de movimiento rítmico, reflejos primitivos y dislexia.

Publicado por Educat Orientación Educativa miércoles, 5 de marzo de 2014

Pilar Vergara: “El parche y la cirugía no son el mejor tratamiento para la ambliopía y el estrabismo”

Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo lo crea. Con esta frase de Gandhi comienza el nuevo libro “Estrabismo y Ojo Vago. Mitos, leyendas y verdades” de Pilar Vergara y resume muy bien el fin de esta publicación. Compartir los últimos conocimientos en el campo de las ciencias de la visión y mostrar a padres y profesionales los tratamientos novedosos y más efectivos para tratar la ambliopía y el estrabismo.

Con un lenguaje ameno y sencillo de entender, a pesar de la complejidad de la materia, y cargado de emotivas historias de pacientes que gracias a estas innovadoras terapias su vida dio un giro de 180 grados, el libro pretende desmontar viejas creencias y hacer ver que el parche y la cirugía no son ni la mejor opción, ni la más efectiva de tratamiento en la ambliopía y estrabismo y que existen mejores métodos, menos invasivos, y con resultados avalados científicamente y clínicamente.

Esta albaceteña es una de las optometristas comportamentales más destacadas a nivel nacional e internacional. Además, es secretaria y socia fundadora de SIODEC. El pasado mes de septiembre fue galardonada con el prestigioso premio internacional Bastien -que otorga la Optometric Extension Program de U.S.A- en reconocimiento a los 25 años de su carrera profesional, expandiendo la Optometría de forma internacional.

La pasión y la vocación por su profesión se ve a simple vista en su día a día y queda reflejada a través del cariño que denota su voz al hablar de su trabajo y de su mentor, el doctor Robert Sanet, quién ha sido un gran apoyo para la realización de este libro y a lo largo de toda su carrera profesional.

Pocos entrevistados me han transmitido como ella la importancia de su quehacer de un modo tan sincero y comprometido. Quizá estos valores -cercanía, entusiasmo y grandes dotes comunicativas- sean su arma más poderosa para conseguir su objetivo: divulgar y concienciar a la población de los beneficios y bondades de la optometría comportamental en todo el mundo.

– ¿Qué es un optometrista comportamental y qué os diferencia de los ópticos optometristas convencionales?

– Es la ciencia encargada de detectar, prevenir y tratar problemas visuales relacionados con la eficacia y el rendimiento visual, además del procesamiento de la información visual.

Para ello hay que realizar una evaluación visual que va mucho más allá de la agudeza visual y del error refractivo. Es analizar cómo la persona utiliza su visión en su vida, de una forma mucho más global.

Para tratar los problemas disponemos de diferentes herramientas de trabajo como lentes de rendimiento para cerca, Terapia Optométrica sintónica y Terapia visual, entre otros. La optometría comportamental también recibe otros nombres como neuroptometría, optometría del desarrollo, optometría de rehabilitación y optometría cognitiva.

– Entonces es como si reentrenarais el cerebro con la mirada?

– Sí, reentrenamos cerebros a través del sistema visual. La ventaja que tenemos es que científicamente se ha comprobado que el sistema visual está por todo el cerebro.

Estamos trabajando prácticamente en todo el cerebro. Por eso se producen cambios espectaculares ya que la visión está interconectada con la mayoría de éste. Si tú lo abres e intentas no tocar una área visual, vas a estar en apuros. Lo que pasa es que estamos hablando de un concepto de visión muy distinto al que conoce la mayor parte de la gente, que es “veo claro o veo borroso”.

Nuestro modelo de visión se sale mucho del modelo convencional y está enfocado a la neurociencia. Cuando más estudio la visión, más impresionada me quedo de cómo estamos hechos porque somos seres visuales. Me siento muy afortunada de tener una profesión que puede ayudar de una forma tan extensa a muchos tipos de problemas.

– A pesar de la juventud de la optometría comportamental… ¿Por qué es una gran desconocida en España si esta joven disciplina tiene más de 40 años?

Esto no pasa solo en España. Es a nivel mundial. La optometría comportamental nace en Estados Unidos de la mano del doctor Skeffington y tiene su explosión en los años 50 y 60. Y sin embargo, en EEUU es tan desconocida como aquí.

La gente que la conoce en EEUU está en proporción a sus habitantes y el número de profesionales es bajo. Y el número de optometristas comportamentales en comparación con los optometristas convencionales también es mucho menor.

– ¿Por qué hay reticencias para que esta disciplina esté más extendida?

– Hay muchos factores. El primero es que nosotros no somos médicos. Al estar fuera de la medicina parece que no tenemos la misma validez en nuestros los trabajos, estudios o terapias que si fuéramos médicos.

Hablo en líneas generales, muchos oftalmólogos están encantados de trabajar con nosotros, pero tradicionalmente esta situación es así. Como gremio, siempre ha habido esta rivalidad entre óptico y oftalmólogo, como ocurre entre el psicológico y el psiquiatra. Bajo mi punto de vista, muchos oftalmólogos tienen cierta desconocimiento de lo que hacemos y estudiamos los optometristas comportamentales.

Por otro lado, exige una formación muchísimo más amplia que no acaba nunca. Y no todo el mundo está dispuesto a estar toda su vida estudiando, gastándose mucho dinero, y estar viajando de un congreso a otro sin parar.

Mucha gente lo que quiere es ganar dinero lo antes posible y tener una vida más cómoda. Y si eliges la rama comportamental, eso no lo vas a encontrar. Ni es la forma de ganar más dinero ni de quitarte problemas porque siempre tienes que estar estudiando. Es una rama que necesita tener mucha vocación.

– ¿Qué retos tiene la sociedad para cambiar esta situación?

– El handicap que tenemos es no ser médico. Otro problema que tenemos es que en España el óptico siempre ha sido un vendedor de gafas y todos sus servicios han sido

gratuitos. Y desligar esa idea de la calle, que el óptico solo quiere venderte una gafa, es complejo. Y nos siguen metiendo a todos en el mismo saco, con todos mis respetos a mis compañeros de profesión.

Por eso me dedico a la divulgación porque lo que encuentro día a día es mucha falta de información en la sociedad. Además de optometrista, soy madre y me da mucha pena que los padres no tengan la libertad de poder escoger el tratamiento de sus hijos por desconocimiento.

– Como secretaria de SIODEC, estará ya preparando el próximo congreso que se celebra en mayo en Gijón, ¿cuántos miembros tiene la sociedad? ¿Cuántos optometristas comportamentales hay aproximadamente en España?

– En SIODEC somos más de 400 miembros -entre los nacionales y los internacionales- pero eso no quiere decir que no haya más profesionales que no estén en la formación, o viceversa. En los últimos diez años el doctor Robert Sanet ( mi mentor) y yo hemos formado a más de 200 optometristas en esta disciplina, aunque sólo hemos puesto los cimientos, luego hay que seguir trabajando y formándose.

FORMACIÓN EN BRASIL Y EN ESPAÑA

– En Latinoamérica hay mucha actividad en redes sociales dentro del sector ¿Cuál es la situación de la optometría comportamental allí? ¿Está más desarrollada la optometría?

– No. Me ha costado mucho entenderla. Por ejemplo en Brasil, y en otros países me consta que también, la carrera de Optometría no es oficial y las universidades son privadas. Tienen muchísimos problemas para poder ejercer pero tienen muchas ganas y están haciendo mucha fuerza para cambiar esta situación. En muchos países la optometría ni siquiera existe.

Sin embargo, en Colombia, creo que por la influencia de Estados Unidos, siempre ha sido un país muy fuerte a nivel de optometría. Es una carrera que da un servicio social importantísimo y no sé porqué no está implantada en más países.

– Desarrolla con el doctor Sanet formación a un lado y al otro del océano ¿Por qué escogieron Brasil para impartir cursos de optometría comportamental?

– Porque tuvimos un alumno de Brasil y cuando volvió a su país pensó que era idóneo implantar allí la optometría comportamental y me convenció para este proyecto.

En Brasil hay mucho tema médico. Es una guerra política y están intentado luchar con todas sus fuerzas y yo les apoyo al 100%. Para el congreso de Gijón vienen más de 20 brasileños porque quieren recibir formación para aprender y ayudar a la población a mejorar su salud visual. Es un país que tiene 200 millones de habitantes y toda el apoyo es poco.

– El libro es una mezcla de referencias científicas pero lo que más emociona son los testimonios de personas que han tenido estrabismo o ambliopía. ¿Con qué recuerdo se queda?

– Me quedo con el caso de Miguel. Vino cuando tenía seis años con un estrabismo fortísimo, de aparición repentina, y visión doble. Me quedo con este caso porque fracasamos en el primer intento de hacerle terapia. No conseguimos solucionarlo pero sus padres confiaron en todo lo que yo le expliqué y se volvió a retomar la terapia con 13 años y el resultado fue increíble.Es un caso que siempre me ha tocado mucho el corazón porque siempre he tenido mucho trato con la familia.

Lo que también me gusta de este caso es que muestra que la Terapia tampoco es algo que funcione siempre a las mil maravillas. Son muchos los factores para que el tratamiento funcione, como en cualquier otra disciplina, no soy una persona que me guste fantasear, lo que cuento es la verdad.

El pasado año Pilar Vergara fue galardonada con el prestigioso premio internacional Bastien -que otorga la Optometric Extension Program de U.S.A- en reconocimiento a los 25 años de su carrera profesional, expandiendo la Optometría de forma internacional.

– El libro es una critica de mitos y creencias arraigadas en la sociedad pero a la vez es un canto a la esperanza a problemas visuales como el estrabismo y el ojo vago. ¿Dónde tienen que dirigirse para encontrar información y optometristas comportamentales?

– A la Sociedad Internacional del Desarrollo y del Comportamiento (SIODEC) en España y en esa misma página hay otros enlaces de otros países.

– Por las historias que cuenta, no solo es un problema de visión sino un problema de vida.

– Yo empecé en esta disciplina porque mi hermana pequeña tenía ambliopía con problemas de aprendizaje y fracaso escolar. Entonces, ya siendo optometrista empecé a investigar para poder ayudarla hasta que conocí al doctor Sanet y me enseñó lo que era la optometría comportamental. Mi hermana sufrió mucho, al igual que toda la familia, y las gafas no eran suficiente porque el problema era mucho más complejo, en su caso ella tenía una ambliopía.

¿Sabes? Los problemas visuales son mucho más frecuentes de lo que la gente puede imaginar en toda su vida. Cuando hablamos de problemas visuales no hablamos de ver borroso o claro. Estamos hablando de algo mucho más amplio.

– Porque ver es un proceso de aprendizaje.

– Escribiendo el libro he aprendido mucho, cosas muy profundas, como qué es la visión binocular. He entendido que un cerebro binocular no funciona como un cerebro monocular. Porque no son los ojos, es el cerebro.

– Por eso hablas en tu libro que la suma de la visión de los dos ojos es mucho más que dos.

El sumatorio de los dos ojos no es el doble de información, es mucho más. El cerebro trabaja diferente cuando utilizas los dos ojos, ya que tu cerebro procesa la información muchísimo más rápido. Es como si fuera un ordenador.

Estamos hablando de un concepto neurológico frente a un concepto ocular. Con el estrabismo y el ojo vago se tiene un concepto puramente ocular donde se da importancia a la agudeza visual y como mucho a la visión en 3D. Lo que he descubierto estudiando, y me ha parecido fascinante, es que estamos hablando de un cerebro binocular o uno monocular y funciona de forma muy diferente. Una persona con un cerebro binocular está a años luz de su potencial que si tuviera un cerebro binocular.

– Tras cuatro años dedicados a escribir este libro, ¿se ha dejado algo en el tintero? ¿Añadiría algo más?

– Muchas cosas, pero especialmente una. Yo digo en el libro que el parche no debería ser la opción más elegida porque no es la mejor opción, está obsoleto y debe ser reemplazado pon métodos actualizados y más eficientes.

Ahora han salido investigaciones de afirman que el parche es dañino y perjudica para restablecer el equilibrio binocular. Ya no solo hablamos de que el parche sea el método más eficiente, sino que las nuevas investigaciones dicen que incluso es una interferencia para poder recuperar la vista.

– ¿Hay límite de edad para tratar el estrabismo?

– No hay límite de edad para tratarlo y se puede desarrollar en la edad adulta. Lógicamente, cuánto antes lo trates, mejor. La clave es la motivación y ponerte en manos de un buen profesional. Eso sí, no todos los optometristas comportamentales tratan el estrabismo y la ambliopía ya que existen muchas especialidades.

– ¿El componente motivacional es importante en las terapias?

– No es importante. Es crucial porque requiere mucha práctica en casa. Hay gente que fracasa porque no sigue las terapias. Se puede tratar con éxito a un paciente con estrabismo y ambliopía a cualquier edad.

– ¿Desde cuando se puede evaluar la visión de una persona?

– Se puede evaluar la visión desde que nace, aunque solemos recomendar el primer examen a los seis meses. Debería ser obligatorio que todos los niños pasasen un examen visual antes del año de vida para detectar cualquier tipo de problema lo antes posible. Este tipo de exámenes deberían ser realizados por un especialista en visión binocular infantil.

Y a los 2 años y a los cinco años hacer otra revisión completa – antes de que el niño empiece en el colegio con la lectoescritura- para asegurarnos que tienen las habilidades visuales requeridas para el aprendizaje.

– ¿Cómo podemos detectar el estrabismo y la ambliopía?

– Solo se puede detectar pasando los exámenes visuales porque una ambliopía no se puede ver de otra forma. Y un estrabismo, hasta que es evidente, hay muchos ángulos que no se ven específicamente.

– ¿Cuál es tu visión profesional? ¿El motivo por el que luchas día a día?

– Dar a conocer y difundir estos conocimientos a la población y formar a otros profesionales para que desarrollen esta disciplina, ya que así podemos ayudar a mucha más gente que si solo estoy en mi consulta. Mi mentor americano, Robert Sanet, dice que quiere cambiar un millón de vidas y yo estoy de acuerdo con él.